Denuncia por problemas en extracciones y malos olores

Denuncia por malos olores

Los problemas de extracciones y malos olores pueden ser denunciados ante diversos entes o autoridades. Aunque pueda parecer un asunto de pequeña cuantía o importancia, en algunos casos pueden convertirse en algo invasivo que perjudique el desarrollo de la vida vecinal. Hace unos años, en Italia fue denunciada una pareja de ancianos por emitir de su vivienda un profundo olor a fritata. En este entonces, el tribunal correspondiente sentenció la acción como “acoso olfativo” y sentó un precedente.

Ahora bien, como ocurre en casi todas las situaciones de convivencia o reparación, la primera instancia suele ser la negociación. Existen varios pasos y entidades a las cuales el propietario puede extender su malestar, realizando denuncias oficiales. Incluso el primer paso implica una negociación entre la parte o partes afectadas y la que genera el malestar. El tema de los olores puede ser considerado de salud pública y, en ocasiones, también como una problemática de contaminación medioambiental.

En materia de extracciones y malos olores, en España no existe demasiada actualización legislativa. Hay que destacar la norma EN 13725, así como el Real Decreto 815/2013, el Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación.

Dónde acudir por problemas en extracciones y malos olores

Cualquier ciudadano es libre de denunciar problemas vecinales relacionados con malos olores. La primera instancia a la que se debe recurrir es al Presidente de la Comunidad de propietarios. En casi todas las leyes de las distintas comunidades se entiende que el Presidente tiene la labor de vigilar el funcionamiento correcto de la edificación o urbanización. Este tipo de denuncia se puede plantear en Juntas, pero también directamente con la persona que ocupa este puesto.

También es una buena opción remitir una notificación al administrador de fincas, entendiendo que este ocupa labores de gestión vecinal. Esta persona tiene la autoridad no solo para iniciar una negociación, sino para dar advertencias debido a actividades que incumplan con la ley. Tanto este como el Presidente de la comunidad pueden iniciar trámites judiciales para el infractor realice las modificaciones pertinentes.

Igualmente se puede acudir a la policía, lo cual es recomendable cuando la infracción se mantenga a pesar de las negociaciones y advertencias. En la práctica, las autoridades policiales están autorizadas para realizar informes y expedientes que reporten situaciones no consecuentes con la ley. Este tipo de denuncia se puede realizar en anonimato y de hecho es lo más aconsejable.

Denuncia por problemas en extracciones y malos olores

La primera instancia siempre implica intentar negociar y llegar a un trato amistoso que favorezca la convivencia. Posteriormente, se puede acudir a la policía para que esta trate de manejar la situación y levante el expediente administrativo. De continuar la problemática, se puede realizar una demanda penal o una en instancia civil. En este tipo de juicio se determinará si procede la demanda, entendiendo que se realiza una actividad que viola los derechos de los vecinos.

La Ley de Propiedad Horizontal (LPH) indica que los propietarios no tienen permitido realizar acciones prohibidas que resulten en daños para la finca. Todo aquello que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas, está prohibido. Es por ello que problemas como las extracciones y malos olores pueden ser denunciadas y demandadas ante el órgano judicial.

Las denuncias y también las demandas pueden realizarse tanto a particulares como a empresas o negocios. Por ejemplo, un vecino o un grupo pueden denunciar una situación incómoda en el Ayuntamiento de su ciudad. A partir de aquí, dicha entidad local puede enviar personal técnico que verifique lo que ocurre y determine si existe una violación de la normativa. En ocasiones, el problema va más allá de la convivencia y se traduce en contaminación medioambiental.

Privación de uso de la vivienda

Comprobada la actividad ilícita y dependiendo de la gravedad del problema, un juez puede determinar la privación de uso de la vivienda. Este tipo de acción puede ser solicitada por la Comunidad de Propietarios después que su Presidente extienda un requerimiento de inmediata cesación de la actividad ilegal. Posteriormente la Junta de Propietarios puede acordar el ejercicio de la cesación. Para obtener los mejores beneficios es muy importante contar con la representación de un buen abogado.

La privación de uso de la vivienda es una medida contemplada en el artículo 7.2 de la LPH. Para llegar a este punto, se debe comprobar que la actividad que se realiza dentro de la vivienda está prohibida en los estatutos. También son condenables actividades que dañan la finca y, como hemos visto, las que contravengan disposiciones generales sobre lo que es molesto, peligroso, nocivo, insalubre o ilícita.

La privación de uso de vivienda suelen realizarse por un máximo tres años y es lo que se verifica en la jurisprudencia. A nivel de locales comerciales, las salidas de humo son quizás las que plantean la mayor problemática para vecinos y en general para el medio ambiente. Por supuesto, en estos casos también existe protección para los afectados y hay mucha normativa al respecto.

Las salidas de humos en restaurantes

La instalación de conductos de extracción de humos es obligatoria en casi todas las comunidades españolas. De hecho, la legislación vigente prohíbe la evacuación del humo por las fachadas debido a que esto afecta a las comunidades vecinas. El problema con algunos restaurantes colocados en edificaciones antiguas es que es difícil instalar la salida.

En este caso, la denuncia ciudadana se realiza al ayuntamiento directamente y este ente se encarga de realizar inspecciones técnicas. Se pueden denunciar salidas de humo irregulares y también la instalación de generadores de calor industriales. Estos equipos cuentan con limitaciones, una normativa y se deben instalar a partir de la obtención de una licencia municipal.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[contact-form-7 id="1200" title="Te llamamos gratis"]

¿Cómo funcionamos?

Abogados certificados

Abogados certificados

Solamente te ofrecemos abogados que están especializados en tú problema y dispuestos ayudarte.

No hay sobrecostes

No hay sobrecostes

Al contactar con un abogado a través de nuestra plataforma, el precio será el mismo que haciéndolo directamente con el abogado.

Especialistas en tu materia

Especialistas en tu materia

Te ofrecemos un listado de profesionales especializados en tu problema para que puedas elegir el que más se adapte a tus necesidades

Precio competitivo

Precio competitivo

Nuestros abogados están comprometidos con tu problema y te ofrecerán un precio muy ajustado.