¿Cómo recurro una sanción por no declarar mis ingresos?

Recurso de sanciones por no declarar impuestos

Hacienda impone una sanción por no declarar ingresos o hacerlo de manera incorrecta. Las penalizaciones se vinculan de forma directa con el tipo de infracción: leve, grave y muy grave. Y para que exista un tipo de falta tributaria deberá comprobarse la violación a una de las normas vigentes. Es importante recordar que se incluye tanto la acción como la omisión.

Sin embargo, en los últimos tiempos los Tribunales han resuelto de forma positiva a los contribuyentes en diversos recursos. Es decir, no todas las faltas son legalmente sancionables porque no son indicio de culpabilidad o intencionalidad. Más bien se pueden argumentar como falta de conocimiento o interpretación jurídica diferente.

¿Estoy obligado a declarar mis ingresos?

La Ley de IRPF obliga a todos los contribuyentes con residencia habitual en España a declarar los ingresos. Del mismo modo se incluyen aquellos con residencia en el extranjero bajo determinadas circunstancias detalladas en el art. 10. Pero no todos están obligados y las excepciones están vinculadas a las cuantías, procedencias y deducciones.

En la práctica, no es posible imoner una sanción por no declarar ingresos en los supuestos excepcionales. Es decir, en aquellos que no existe obligación de presentar la declaración en IRPF:

  • Rendimientos iguales o inferiores a 22.000 euros anuales en trabajo personal de un solo pagador o de varios cuando el segundo y siguientes no superen los 1.500 euros, así como en los correspondientes a prestaciones pasivas
  • Límite de 14.000 euros anuales cuando hay varios pagadores, el segundo y siguientes superan los 1.500 euros, pensiones compensatorias del cónyuge o por alimentos, contratos en los que no haya obligación de retención, rendimientos íntegros de trabajo sujetos a un tipo fijo de retención

En el caso de las rentas imputadas, subvenciones para la adquisición de viviendas, rendimientos de letras del tesoro, quedan exceptuadas siempre que no superen los 1.000 euros anuales.

Por último, se excluyen también las ganancias patrimoniales y rendimiento de capital mobiliario que no excedan los 1.600 euros.

¿A qué multa me enfrento por no declarar mis ingresos?

Las multas difieren según la gravedad de la infracción tributaria cometida. La sanción por no declarar ingresos alcanza hasta el 20% de las consignaciones bancarias o de los ingresos brutos.

Cuando la persona física hace la declaración de rentas extemporánea (fuera de plazo) la multa es del 5% del impuesto por cada mes o fracción de mes.

Por último, hay contribuyentes que presentan su declaración en tiempo, ya sea mediante la solicitud del borrador o no, pero lo hacen con errores. La penalización será entonces de acuerdo a la gravedad de la infracción.

  • Muy grave, multa del 100% al 150%
  • Grave, pena del 50% al 100%
  • Leve, 50% de la cantidad que no se ingresó

¿Cómo se paga la multa de Hacienda por no declarar mis ingresos?

La crisis económica de los últimos genera que muchos contribuyentes no cuenten con liquidez para afrontar el pago de los impuestos. Los expertos recomiendan acogerse a alguna de las tres alternativas vigentes para pagar y no aumentar las deudas.

Una opción es negociar con la Agencia Tributaria una prórroga del plazo previa justificación de su retraso. En el aplazamiento se acuerda un nuevo calendario de pago con un recargo del 5%. Es fundamental el cumplimiento porque de lo contrario se podría proceder al embargo y aplicar un recargo entre el 20% y el 35%.

La vía más recomendada es el fraccionamiento de pagos, ya que no tiene coste extra de interés. Para acceder es necesaria presentar en el plazo correcto la declaración de renta y tildar en la misma la acogida a este plan. Asimismo, es fundamental contar con el saldo de la segunda cuota en la cuenta bancaria al momento del vencimiento.

¿Puedo recurrir la sanción de hacienda por no declarar mis ingresos?

El contribuyente tiene la posibilidad de recurrir la sanción por no declarar ingresos. Es importante que se analice con un asesor para no perder en vano el beneficio del 25% de descuento por pago adelantado.

Desde el día siguiente de recibida la notificación hay un plazo de un mes para presentar el recurso. Este es independiente del plazo que se otorga para el pago de la deuda y uno no anula al otro. El interesado debe presentar el recurso y decidir qué hacer con la deuda: pagar, solicitar un fraccionamiento o la suspensión mediante presentación de garantías.

Existen dos vías para recurrir una sanción por no declarar ingresos. El primer paso se realiza en la vía administrativa y se presenta un recurso de reposición. También, y no de manera simultánea, es factible presentar una reclamación económica-administrativa en el Tribunal Económico Administrativo.

Los contribuyentes tienen grandes posibilidades de éxito en recursos de una sanción por no declarar ingresos. La redacción de las alegaciones y la presentación en el plazo de un mes son fundamentales para lograr un resultado positivo. Si ya ha pagado, recibirá la devolución del dinero con sus intereses.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.