La operativa de las transferencias bancarias

como se hace una transferencia bancaria

Las transferencias bancarias son uno de los medios de pago más utilizado en el tráfico mercantil y una de las operaciones bancarias más comunes. En la actualidad, gracias a los avances de los medios digitales, podemos hacerlas tanto de manera presencial en las sucursales bancarias, como de manera online, desde un ordenador o la app de nuestro Banco que llevamos instalada en el móvil

Se exponen en este artículo algunas consideraciones sobre las transferencias bancarias y su operativa.

¿Qué es una transferencia bancaria?

Una transferencia bancaria es la operación por la cual se hace un envío de dinero desde la cuenta bancaria de una entidad (entidad de origen) a otra cuenta de otra entidad financiera (cuenta de destino).

Cuando el envío de dinero tiene lugar entre cuentas de una misma entidad financiera, la operación se denomina traspaso.

La normativa que es de aplicación a las transferencias bancarias se recoge en el Real Decreto-Ley 19/2018 de 23 de noviembre, de Servicios de Pago y otras medidas urgentes en materia financiera.

Los elementos de la operativa de la transferencia son lo siguientes:

  1. Ordenante: persona o entidad que da la orden de transferir el dinero.
  2. Beneficiario: entidad o persona que recibe el importe transferido.
  3. Entidad de origen: Banco desde el que se transfiere el dinero.
  4. Entidad de destino: Banco al que llega la cantidad transferida.

Gastos de la transferencia bancaria

Los Bancos puedan cobrar comisiones por la orden de transferencia; lo que se retribuye a la entidad es el servicio por la ejecución de la transferencia. En ocasiones, puede ocurrir que las entidades, si cumplimos determinados requisitos, nos eximan de pagar estos gastos. El importe de las comisiones suele estar reflejado en el contrato de la cuenta corriente del usuario de Banca, o en el libro de tarifas de la entidad.

Hay tres modalidades para repartir los gastos que ocasione una transferencia; estas modalidades se denominan con unas siglas; así, según que sigla figure en la orden de transferencia, sabremos quien está asumiendo el pago.

  1. SHA (del inglés share, compartir): los gastos se comparten entre el ordenante de la la transferencia y el beneficiario de la misma.
  2. OUR( iniciales del término ingles ordenante): el ordenante paga todos los gastos.
  3. BEN (beneficiary) : el beneficiario de la transferencia asume todos los gastos

Tipos de transferencias bancarias

Enumeramos a continuación sus clases:

Transferencia SEPA

SEPA es la zona compuesta por los países de la unión europea y 9 países más (Islandia, Liechestein, Noruega, Mónaco, San Marino, Suiza, Andorra, Reino Unido y Ciudad del Vaticano); en esta zona se hacen y reciben pagos en euros en las mismas condiciones, con independencia de que sean operaciones transfronterizas.

Cuando la transferencia se opera entre distintos países de zona SEPA, el dinero debería de llegar al beneficiario, como muy tarde, al día siguiente hábil en el que la operación fue ordenada; si la transferencia se ordena en papel, el plazo se puede retrasar un día más; y si la transferencia tiene el carácter de urgente, el dinero se debería de recibir por el beneficiario en el mismo día.

Los gastos de estas transferencias deben de ser compartidos entre ordenante y beneficiario.

Transferencia internacional

Es aquella operativa en la que se envía y recibe dinero entre distintos países; también se llama transfronteriza.

Una transferencia SEPA sería también internacional; pero su ventaja es que la operación va a tener los mismos costes que una nacional; eso no ocurrirá con el resto de estados, fuera de la zona citada.

En ocasiones, en las transferencias internacionales, puede intervenir un Banco intermedio(corresponsal) entre la entidad ordenante y la beneficiaria; en ese caso, la entidad ordenante debe informar a su cliente de que este corresponsal, le podrá cargar sus propios gastos, si los hubiera.

En estas transferencias internacionales, los plazos de llegada de fondos a la cuenta beneficiaria se pueden incrementar; máxime si los países de origen o destino no pertenecen a la Unión Europea.

¿Qué es el identificador único en una transferencia?

El identificador único es el número de cuenta que permite reconocerla de modo inequívoco; puede estar formado solo por cifras o bien por una combinación de dígitos y letras. En España y países de zona SEPA, este identificador se corresponde con el IBAN.

A la hora de hacer una transferencia, lo más importante es que en la orden se recoja el número correcto de la cuenta del beneficiario. El resto de datos que puedan figurar en la orden de transferencia (concepto y nombre del beneficiario) son datos que no van dirigidos ni interesan a la entidad ordenante; por ello, en caso de error en una orden de transferencia, el único dato a revisar será ese identificador único para ver si es o no el correcto.

Transferencias autorizadas, no autorizadas o ejecutadas de modo incorrecto

Una transferencia es autorizada cuando el ordenante haya dado el consentimiento para su ejecución.

La transferencia será no autorizada cuando la operación no ha sido consentida por el ordenante, sino que ha sido realizada por un tercero no autorizado; en este supuesto, podría haber un uso fraudulento de los datos bancarios del ordenante.

Una transferencia ejecutada de modo incorrecto es aquella en la que en la orden del envío del dinero hay algún error, con la consecuencia que el importe remitido no llega a la cuenta del beneficiario.

Error imputable al propio ordenante

El error más común que se suele cometer es no consignar en la orden el número correcto de la cuenta del beneficiario (el identificador), de tal manera que el dinero llega a otra cuenta distinta; en este caso, el Banco del ordenante queda exento de toda responsabilidad; y para conseguir la retrocesión del importe es necesario el consentimiento del titular de la cuenta errónea a la que haya llegado el dinero.

Error imputable al Banco del ordenante

En este caso, cuando todos los datos de la orden de la transferencia son correctos y el Banco se equivoca, sí que sería responsable y debe poner todos lo medios posibles para la retrocesión del dinero a la mayor brevedad.

Y a modo de conclusión, en caso de existir alguna incidencia con este medio de pago, es posible la reclamación ante los Servicios de Atención al Cliente de las entidades financieras; mejor si se hace con el asesoramiento de un abogado especializado en materia de Derecho Bancario.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[contact-form-7 id="1200" title="Te llamamos gratis"]

¿Cómo funcionamos?

Abogados certificados

Abogados certificados

Solamente te ofrecemos abogados que están especializados en tú problema y dispuestos ayudarte.

No hay sobrecostes

No hay sobrecostes

Al contactar con un abogado a través de nuestra plataforma, el precio será el mismo que haciéndolo directamente con el abogado.

Especialistas en tu materia

Especialistas en tu materia

Te ofrecemos un listado de profesionales especializados en tu problema para que puedas elegir el que más se adapte a tus necesidades

Precio competitivo

Precio competitivo

Nuestros abogados están comprometidos con tu problema y te ofrecerán un precio muy ajustado.