Ventajas e Inconvenientes de la incapacitación judicial

Incapacitación judicial

La incapacitación judicial se presenta mediante la sentencia de un juez. Se aplica en casos enfermedades o deficiencias físicas o psíquicas permanente para realizar actos jurídicos. Se designa un tutor según un orden de preferencias establecidos. Sin embargo, también es posible que exista un poder notarial que reemplace esta designación. La ley establece esta herramienta legal para garantizar la protección de las personas y de su patrimonio. Como todo procedimiento tiene sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas de la incapacitación judicial

Esta incapacitación judicial supone una garantía, tanto para el incapacitado como para su entorno cercano. Al proteger la persona y su patrimonio se ofrece tranquilidad a todo el contexto de la persona que no está al cien por cien de su capacidad.

Ventajas de la incapacitación judicial

La incapacidad judicial evita la realización de operaciones indeseadas. Cuando una persona padece de alguna enfermedad que limita su capacidad mental puede tomar decisiones involuntarias fatales. Realizar donaciones, ventas u otras transacciones comerciales que no le favorecen y que no haría en su sano juicio.

Se vela por el cuidado de la salud de la persona enferma. Si se consigue la incapacitación judicial, se puede controlar su salud, acceder a los informes médicos y tomar decisiones para su cuidado. De lo contrario, un sujeto con una deficiencia podría dejar de alimentarse, escapar de su hogar sin rumbo y poner en riesgo su vida.

Otra ventaja muy importante es la protección ante fraudes o estafas. Una persona que no posee la capacidad suficiente se encuentra en un estado de vulnerabilidad ante los delitos. Cualquier estafador puede motivarlo a firmar documentos o entregar su patrimonio y perder todo. La incapacitación judicial supone la presencia de un tutor que gestiona todas las decisiones y una firma del incapacitado no tiene validez.

Es probable que una persona con un deficiencia mental o física viva con una persona de su confianza. Si no se encuentra incapacitado judicialmente, todo lo que le pertenece puede ser utilizado por su compañía de manera libre. En cambio, si es declarado el tutor debe rendir cuentas de manera anual. Esta es otra manera de proteger los intereses del incapacitado y de sus herederos.

Inconvenientes de la incapacitación judicial

Si bien los beneficios de la incapacitación judicial son importantes, porque se logra una protección integral de la persona enferma, también hay inconvenientes. En general, estos se relacionan con el procedimiento, los plazos, etc.

Según la Comunidad Autónoma en la que se presente la demanda de incapacitación judicial, los plazos varían. El tiempo para lograr la resolución judicial puede extenderse de algunos meses a dos años. Una diferencia que afecta a los interesados, pero que es necesario transitar. Para disminuir los plazos es fundamental presentar toda la documentación en tiempo y forma y contar con un abogado especializado. Es decir, son los únicos plazos que domina el solicitante, pues el resto depende del juzgado.

No es un procedimiento que se realice de manera autónoma, sino que se necesita de un procurador y un abogado. El cónyuge, los hijos, los padres o hermanos deben contratar un profesional del derecho para presentar una solicitud de incapacitación judicial.

Los familiares que tomen la decisión de avanzar con la demanda para incapacitar a un sujeto deben pagar. Los honorarios se acuerdan de manera directa con el abogado que lleve el caso. No se trata de un coste elevado y mucho menos si se compara con todo lo que se puede perder en caso no desistir a la incapacitación.

Pros y contras de actuar con un poder notarial

Un poder notarial es un documento que habilita a otra persona a tomar decisiones y realizar acciones en representación de alguien más. Por lo general, estos poderes notariales se otorgan para que el ‘apoderado’ realice las operaciones y decida en temas jurídicos y materiales.

Para que tenga validez legal este documento se realiza ante notario. En este acto se da fe de la voluntad y la identidad de quien firma el poder. Existen diferentes modelos de poderes notariales.

  • Poderes generales
  • Poder de litigios
  • El poder para la administración de bienes
  • Poder especial para un tipo de acto jurídico
  • Otros

Pros del poder notarial

Es un trámite rápido y que comienza a tener validez desde el mismo instante de la firma de poder. No es necesario perder tiempo en juzgados ni en otros trámites administrativos. Incluso, al ser un documento unilateral no se requiere la presencia del apoderado en la confección del poder. Solo basta con que presente la declaración y firme el que otorga.

Se trata de un documento más económico. En parte porque no se trata de un procedimiento, sino un trámite. Pero además porque no se requiere la intervención de otras figuras como el abogado o el procurador.

Permite al otorgante elegir como su representante legal a una persona de su confianza. No es necesario seguir un orden de preferencia establecido por ley, sino que tiene el poder cualquier sujeto que se decida.

Contras del poder notarial

A diferencia de un tutor, quien posee un poder notarial, no tiene la obligación jurídica de rendir cuentas. Es decir, no recae sobre el apoderado ningún tipo de control ni supervisión. Por lo tanto, los riesgos podrían elevados si, por ejemplo, hace uso del patrimonio de manera deshonesta.

Un poder notarial puede ser invalidado en cualquier momento por decisión de quien lo otorgó. De lo contrario, su validez finaliza cuando fallece el firmante.

Tutor en la incapacitación judicial por un poder notarial

Una alternativa que prevé la normativa vigente en España hace referencia a la posibilidad de elegir como tutor a un apoderado. Hay que tener en cuenta no se trata de cualquier persona que tenía un poder notarial otorgado por el nuevo incapacitado.

El juez puede dejar a un lado el orden de prioridades en la selección del tutor si existe un documento en el que el demandado por incapacidad haya asentado su voluntad de elegir como tutor a una persona específica. Ese documento ha sido firmado en pleno uso de sus facultados y es un poder preventivo, firmado para adelantar esta circunstancia en un futuro.

Si has llegado hasta aqui y quieres comenzar una demanda de incapacitación con ayuda de un abogado, rellena el siguiente formulario para iniciar la incapacitación judicial.

  • Atención: La incapacitación solo puede ser iniciada por demanda de un familiar de primer o segundo grado.

2 respuestas a “Ventajas e Inconvenientes de la incapacitación judicial

  1. buenas tardes
    hace un año mi hermano esta tutelado a una fundación a través de la fiscalía.
    Yo inicie el proceso ante la incapacidad para su propio cuidado.
    La fundación a través de un whtsasap impide al centro q yo pueda ver o sacar a mi hermano en un horario establecido. No tengo antecedentes penales y solo me preocupa la atención y cuidados médicos q requiere mi hermano así como su salud física y mental. Parece q esto molesta a la Fundación y en este caso a su tutora que ignora ,totalmente mis demandas. Solo quiero que se me permita una relacion normal con mi hermano así como transparencia en la gestión que ha sido asignada a esta fundación. gracias
    .

  2. En respuesta a Estrella Boza Hernández
    Esas visitas deberían estar permitidas, salvo que hubiera una causa justificada para prohibirlas, como una orden de alejamiento o un informe de un psicólogo que desaconseje tales visitas porque puedan alterar al tutelado; habría también que saber si esa fundación tiene normas o reglamento de régimen interno donde se regulen las visitas a las personas allí ingresadas y si están previstas las limitaciones. le recomedamos consulte con un abogado especialista en derecho civil por si tuviera que presentar una reclamación ante la fundación o ante el Juzgado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *