Cuando firmamos un contrato, no pensamos en la modificación sustancial de condiciones, pero es algo que puede afectar a nuestro futuro laboral dentro de una empresa. A la hora de firmar ese contrato, establecemos una serie de condiciones mutuas entre el empleado y el empresario, horario, salario y demás condiciones quedan reflejadas en el documento. Ahora bien, existe este tipo de modificaciones que permiten al empresario realizar una serie de cambios de forma permanente, y lo más importante, sin contar con el consentimiento del trabajador. A pesar de que no se trata de algo ilimitado, el empresario puede llegar a modificar desde el horario o los turnos de trabajo, hasta la remuneración, siempre y cuando no viole el convenio de trabajadores. Por estas razones debemos prestar atención a la modificación sustancial de condiciones para saber si están incumpliendo nuestros derechos más fundamentales como trabajadores y que opciones tenemos como empresarios.